Mercedes Álvarez: “MiradasDoc ofrece propuestas muy variadas y eso es lo interesante de este Festival”

La directora de ‘El cielo gira’ y ‘Mercados de Futuro’ es uno de los miembros del jurado del concurso nacional de la sexta edición del Festival Internacional de Cine Documental de Guía de Isora

La directora Mercedes Álvarez, que forma parte del jurado del Festival Internacional de Cine Documental MiradasDoc, sostiene que la selección de documentales que ofrece este Festival, que se clausura este sábado, engloba “propuestas muy variadas y eso es lo interesante de MiradasDoc“. La directora de El cielo gira (2005) aplaude la selección realizada porque “todas son muy ambiciosas y están hechas con mucho amor por los temas o por las personas que tratan”.

 

Según esta realizadora, cuyo primer trabajo fue el montaje de la película En construcción del reconocido director José Luis Guerín, en muchos de estos trabajos se detecta la intención de lograr plasmar la realidad “desde otro punto de vista; eso es lo interesante y hay mucho de eso en este Festival”.

 

Álvarez, que también imparte en MiradasDoc el taller El cine de lo real: mirada y documento, explica su necesidad de hacer cine en que “siempre me ha parecido que hay temas, personas y experiencias de la vida que se pueden expresar de una manera cinematográfica”, y el lenguaje documental es “un territorio muy libre, donde caben todo tipo de posibles escrituras con el cine; me gusta por esa libertad”.

 

La también directora de Mercado de Futuros (2011) asegura que para ella la financiación no ha sido un problema. “Hasta ahora, los dos proyectos que he querido hacer lo he podido hacer, aunque para ello han sido fundamentales las ayudas del Ministerio de Cultura”. Álvarez ha encontrado los escollos en otros lugares. “El mayor problema es encontrar la producción adecuada para cada proyecto, una producción que no sea estándar como la que se suele utilizar para las películas de ficción, donde hay una forma de producción que sigue unas pautas, unos modelos. El cine documental requiere y pretende una libertad en el rodaje y en los tiempos a la que debe adaptarse la producción. No es tan fácil encontrar productores que se sepan adaptar al proceso de investigación de una película”, asevera.

 

Respecto a largo plazo para la la realilzación de su segundo documenta (seis años), la reconocida directora afirma que “cuando acabé la producción del primero estuve dedicada a los festivales y a la promoción de las películas, pero, además, nunca me planteé hacer una película detrás de otra, sino que tenía que tener ganas por una historia, por una persona o por un tema. Así que he esperado el tiempo que he creído necesario”.

 

Mercedes Álvarez ha dedicado buena parte de su tiempo a la formación de nuevos cineastas y sostiene que la docencia le ha resultado “muy satisfactoria”, porque supone “una parte de reflexión, de investigación personal para buscar cineastas o películas que muchas veces no están dentro de la historia oficial y que son todo un ejemplo de libertad”.

 

Su experiencia en las aulas es normalmente con gente que está en sus primeros pasos en el mundo audiovisual. “Ellos están comenzando a descubrir películas y autores nuevos, pero en algunos de los alumnos ya se descubre aquellas personas que están dotadas de una mirada más personal, que se han ido educando con otros temas, con la pintura, con la fotografía, con el cine… Hay alumnos en los que ves las cualidades y crees que pueden conseguir llegar a hacer buen cine documental”.

 

Finalmente, apostilla que para hacer un buen documental no es necesario ir a una escuela muy prestigiosa, lo necesario es ver mucho cine, leer mucho cine, conocer lo que los autores han escrito sobre sus películas; eso es lo imprescindible. Sin embargo, añade que “en una escuela lo fundamental es encontrarte con gente que tiene las mismas inquietudes que tú; el cine es un trabajo que normalmente se hace en equipo, aunque haya películas que son una persona solo con una cámara y otra persona en el sonido; tener unos compañeros de viaje, gente alrededor que tiene esa misma inquietud sirve para no desanimarte por el camino, porque es un proceso largo de aprendizaje”, apostilló.