FOCUS CHINA

MUESTRA DE CINE DOCUMENTAL
CHINO. LIC CHINA

VER PELÍCULAS

China o el recorrido imposible

Desde que en el año 2006 decidimos emprender en MiradasDoc el camino de las secciones informativas insertas en la mención Docurama sabíamos que iniciábamos un sendero sin retorno. A la manera del mapa del emperador de Jorge Luis Borges, la cartografía documental del mundo, la orografía que el cine de realidad ofrece acerca de la extensión del planeta es, en primera instancia, inabarcable, y en segundo lugar, tan amplia como el mismísimo territorio que pretende fijar. El peso de nuestra impostura lo medía, precisamente, el interés por iniciar aquel proceso de revisión con el cine documental de China. ¿Cómo, nos preguntábamos, podíamos reunir un grupo de películas con no más de ocho horas de proyección, que pudieran responder al enorme caudal de variaciones, contradicciones, multiplicidad y riqueza de un país que es, en sí mismo, un universo completo y cabal? La tarea era a tal punto inaccesible e ingenua que el proyecto de un Focus sobre China se fue postergando. Nos asustaba la complejidad del país, su sociedad enorme y vital, sus políticas en convergencia y divergencia, su cultura de culturas y su lengua hecha de lenguas. Nos asustaba, y no menos que lo anterior, la riqueza del cine chino y su carácter de continente prácticamente ignoto (apenas algunos ríos principales, apenas algunas cadenas montañosas, y el resto del plano casi en blanco) para el espacio español. China estaba en nuestro pensamiento, año tras año, y aguardábamos una señal que nos dijera: adelante.

En la V edición del festival esa señal llegó de la mano de Leland Ling, directivo de Lic China, importante empresa dedicada a la televisión y la producción cinematográfica, con sedes en Pekín, Shangai, Hong Kong y Sidney. Alrededor del mercado de nuestro festival, y de un proyecto de Lic China seleccionado en el pitching llegó a MiradasDoc una delegación de commisioning editors y compradores procedentes de China, y entre ellos, Leland Ling. Inmediatamente suscribimos un convenio en virtud el cual Lic China ofrecería, ya que una visión integral de China es imposible, una versión de autor, una tentativa, alrededor del cine documental producido por la cadena. Surge así esta muestra, casi un desafío, al que se ha respondido con una sagacidad y un saber hacer a nuestro juicio muy notables.

Esta muestra de cine documental sobre China es un recorrido imposible que atraviesa, en ejes concéntricos, la historia y la contemporaneidad, el mundo rural y el mundo urbanita, la juventud y la madurez, la contradicción y los aciertos de una sociedad descomunal, inabarcable, apasionante y necesaria. El análisis de los medios de comunicación en Dead Man Talking no evita que la película se convierta también un análisis de los signos profundos del modo de ser de la ciudadanía de aquel país, una crítica de sus sistema penal y una búsqueda compleja por los signos principales de una ardua y difícil China contemporánea. Lo mismo cabe decir del recorrido vital, autobiográfico, de una película meditativa como lo es Back to our Home Town, aquí, el recorrido vital del personaje, desde la infancia hasta la primera madurez es también un recorrido por la historia reciente del país, y una reflexión sobre los pasos, a veces traumáticos y a veces geniales, de una sociedad en un constante proceso de cambio. My last Secret es una profunda reflexión sobre el ser humano de cualquier naturaleza y condición, un hermoso homenaje a la crudeza, la realidad y las posibilidades de la vida cuando ésta se encuentra mediatizada por el dolor y el carácter. Por último, las películas históricas China’s Nuclear Bomb y October 1949 se construyen de modo tan inteligente que el contenido abiertamente histórico no lastra en nada la comprensión de la contemporaneidad del país a través de sus principales signos históricos.

En MiradasDoc nos felicitamos por haber logrado cumplir con un antiguo reto. No toda China está aquí, pero el recorrido imposible se puede vislumbrar, como el que ve, entre las nubes, un rayo de sol que no permite contemplar completo al astro, pero sí adivinar a partir del signo mínimo la rotundidad de su existencia.

 

VER PELÍCULAS