El Festival Internacional de Cine Documental de Guía de Isora continúa siendo un referente

MiradasDoc llega a su octava edición con su propuesta para “pensar el mundo de otra manera”

MiradasDoc llega a su octava edición con su propuesta para “pensar el mundo de otra manera”

El Festival Internacional de Cine Documental de Guía de Isora continúa siendo un referente del nuevo lenguaje documental y de mercado internacional a pesar de las dificultades económicas

“Después de ocho años, es un verdadero placer y un honor el poder estar aquí un año más, con las enormes dificultades que está atravesando la cultura en nuestro país en estos momentos”. Con estas palabras presentó la octava edición del Festival Internacional de Cine Documental de Guía de IsoraMiradasDoc, su director, Alejandro Krawietz, en una rueda de prensa celebrada esta mañana en este municipio del sur de Tenerife (Islas Canarias). En Guía de Isora, a partir del próximo 1 de noviembre y hasta el 9 de ese mes, MiradasDoc proyectará algo más de 60 películas, entre las seleccionadas para participar en la sección oficial a concurso y las de las muestras informativas y proyecciones especiales.  

Krawietz, que estuvo acompañado por representantes de algunas de las instituciones públicas y entidades privadas que hacen posible esta edición, aseguró que “la selección del cine de realidad de este año hará mejores personas a quienes acudan a este festival”, al aportarles “un remanente de sentido de complejidad a la hora de elaborar sus juicios” como ciudadanos en un momento en el “necesitamos pensarnos, necesitamos reiniciarnos” como sociedad. El director de MiradasDoc destacó que la programación y el enfoque del Festival colaboran en generar un debate con la ciudadanía sobre el estado social del planeta.

MiradasDoc vuelve a Guía de Isora, como cada otoño, con una agenda completa de proyecciones durante nueve días en dos salas con programación simultánea. Las 48 películas de la sección oficial a concurso se exhibirán en dos ocasiones en horarios distintos, para facilitar el acceso del público. A pesar de las dificultades de organización debidas a las limitaciones financieras,  Krawietz destacó que se ha trabajado mucho para mantener la calidad de un festival que se caracteriza por su condición de “festival de frontera”, porque “vamos por delante, marcando la línea de por dónde irá el cine documental” en términos de creación y renovación del lenguaje del cine de realidad.

Esa condición de frontera y de búsqueda para identificar las nuevas miradas en el cine documental es uno de los factores que atrapa a “un público que se fideliza cada año de forma creciente” y que “detectan y valoran las productoras, la crítica y los jurados” que acuden a MiradasDoc, no solo con el fin de reconocer “dónde está el lenguaje del cine de realidad en estos momentos”, sino también para participar en un mercado que es un referente internacional para la compra y venta de películas pertenecientes a “cinematografías no habituales, que están al margen de los circuitos comerciales”.

Junto a las películas, en las proyecciones, el público tendrá la oportunidad también de encontrarse con quienes son las “estrellas de este festival de cine sin alfombra roja”: realizadores y productores de películas que son “obreros del cine y de la mirada, gente que sale con su cámara a la calle, afrontando el riesgo del exilio, el riesgo de la censura”… entre otras circunstancias.

MiradasDoc cuenta también con la presencia de expertos de talla internacional, profesionales del cine documental de prestigio reconocido, como los integrantes del jurado del concurso internacional de largometrajes y cortometrajes: Cíntia Gil, Juan Martín Domínguez y Paulo Antonio Paranagua; los encargados de conceder los premios al mejor documental español y a la mejor ópera prima internacional: Roberto Blatt, José Manuel Sande y Carla Subirana; y los que decidirán el premio al mejor documental canario:  Fernando Gómez Aguilera, Patricia G. Cámpora y Aarón J. Melián.

En su estructura general, el Festival mantiene los tres pilares que se definieron desde 2006: la exhibición de películas, las que participan en las distintas modalidades de concursos de la sección oficial y las de las muestras informativas; el mercado internacional de documentales ya realizados y de proyectos de películas en fase de producción (pitching) y la formación, concebida con varios fines: la formación de público joven (a través del programa Con otros ojos-EnseñanDoc) y adulto (con el taller de crítica); y la formación de profesionales del documental (con los talleres DocExpress, para estudiantes de los ciclos formativos de Imagen y Sonido de las Islas); el programa CreaDoc, en colaboración con el Laboratorio de Escritura Audiovisual de Canarias (LEAC); y un taller de sonido.

El papel del Festival en la promoción del documental canario es indiscutible. Como muestra, en esta octava edición de MiradasDoc, se han presentado 23 documentales –no todos los realizados en Canarias este año–, mientras que en la primera edición del Festival solo se inscribieron cuatro películas.

DESPIECE:

La amenaza de las dificultades financieras

MiradasDoc continúa este año, después de las dificultades financieras que amenazaron con suspender el festival en 2012, con importantes recortes en su reducido presupuesto original.  Es el esfuerzo de “un equipo que cree en el festival” el que compensa con “voluntarismo” las carencias económicas para mantener la calidad y evitar que el público “note” las estrecheces, destacó Krawietz, quien aseguró que “cuando empezamos a ver las obras para la selección, todo el esfuerzo para la gestión de este evento cobra sentido”.

La rueda de prensa de presentación de la octava edición de MiradasDoc, como ya es habitual en las últimas ediciones, consistió tanto en la presentación de la programación, como en subrayar la necesidad de la implicación de las instituciones para garantizar sus continuidad. Este festival es un proyecto cultural que pretende situar a Canarias en el mapa de las mejores propuestas culturales de España y Europa. Pedro Martín, alcalde de Guía de Isora, destacó que “somos el espacio natural de intercambio para América Latina, Europa y África” y que MiradasDoc sigue siendo un festival necesario, no solo por sus contenidos, sino por contar con “el único mercado internacional de documentales que queda en nuestro país”. 

Martín agradeció su compromiso con MiradasDoc a las instituciones presentes en la rueda de prensa: el Cabildo de Tenerife, que apoya distintas secciones del Festival a través de la Tenerife Film Commission y las consejerías de Juventud, Educación, Acción Exterior, Turismo y Cultura; la Consejería de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias y la Fundación CajaCanarias. Junto a estas instituciones, participan en el grupo de promotores del Festival Casa África, la embajada de Israel en España, el hotel Jardín Tropical,  y la cadena Iberostar, además de Radio Televisión Española (RTVE), Canal + y diversos medios de comunicación locales.

“Tenemos que encontrar la fórmula para evitar cada año la incertidumbre de si MiradasDoc continuará o no. MiradasDoc tiene ya la consolidación de su éxito entre el público y las productoras, pero tiene que ser posible sin incertidumbre”, aseguró la consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, que se comprometió a continuar apoyando el festival el próximo año y felicitó al ayuntamiento por tomar “la decisión de continuar”.

Ricardo Martínez, director de la Tenerife Film Commission, que representó al Cabildo de Tenerife, destacó precisamente el que MiradasDoc haya superado “el año crítico de 2012” y continúe haciendo un esfuerzo en el que el Cabildo, anunció, está comprometido por su propuesta cultural y su carácter “transversal”, que incide en factores sociales y económicos muy importantes para la isla, además de los culturales.

Para la Fundación CajaCanarias, la apuesta por el festival es decidida, “en las modestas posibilidades actuales”, destacó la secretaria de su comisión gestora, María Dolores Pelayo, a quien Pedro Martín agradeció su papel en la defensa de un festival que conoce desde dentro por su participación activa en anteriores ediciones.

“Son malos los tiempos que corren para el cine”, dijo Pelayo, pero “queremos que esta iniciativa no se pierda y hay que apoyarla con todo el corazón, con todo el esfuerzo”, dijo la representante de la Fundación CajaCanarias, al tiempo que hizo votos porque otras instituciones se sumen a garantizar la continuidad del Festival, un deseo en el que coincidió con el expresado por la concejala de Cultura isorana, Josefa Mesa, quien destacó que el Ayuntamiento de Guía de Isora impulsa MiradasDoc por su empeño en “defender la cultura como prioritaria en el desarrollo de los pueblos, junto a la educación y la salud”.

Escrito el
Categorías noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>