Alejandro Krawietz

Terekitetap: el elogio del tiempo

Terekitetap: el elogio del tiempo

Vierto el vino nuevo en odres viejos

 

Hubo ayer, en la previa del festival celebrada en Alcalá, varios acontecimientos memorables. Este mundo se ha construido, según parece, justo al otro lado: en el tamiz del momento, en los límites de lo inmediato. Las cosas parecen nacer viejas, superadas ya por una idea del tiempo en la que prevalecen las anécdotas sobre los relatos y el mero contacto sobre la verdadera comunicación. Por eso, cuando por milagro se produce lo memorable muy rápidamente lo sucedido se integra en otro sentido del tiempo despreocupado por lo accesorio para construir un tiempo con sentido. Ayer creo que eso ocurrió para quienes compartimos la velada de cine y música que abría la IX edición de MiradasDoc.

En primer lugar, la plaza ha recuperado en Alcalá aquella idea del escenario de lo público, como el lugar en el que las cosas suceden, como espacio en el que se comparte y se reparte, en el que se ofrece y se recibe, en el que se observa y se participa. Hay que decir que aquel es un lugar con encanto, con salud propia, capaz de dibujar sus sentidos y sus elogios: los laureles, el mar cercano, la caída de la tarde, el resonar de los juegos y las conversaciones, el frescor del aire: un espacio propicio.

En segundo lugar, la idea del cine como lugar de encuentro no podía sino superponerse a la idea de la plaza como espacio de las presencias. Y más si, como ayer, de lo que se trataba era de cine hecho en comunidad: no porque participen muchos, que también, sino porque en su sentido coral el cine es al final obra de todos. Que los alumnos de un instituto se hayan puesto manos a la obra para construir una imagen posible del recuerdo a través del cine es ya de por sí una idea hermosa, porque mientras realizan esa construcción adquieren, de modo natural, el derecho de ciudadanía: demuestran que han comprendido, que saben en qué lugar anida el origen y hacia qué lugar avanza el futuro. Y aún es más hermosa la idea del cine artesanal en la que más de cien personas, dirigidos por Héctor Armas y jaleados por un entusiasmo colectivo que no tiene fisuras, han dado vida a la serie Una novia para el señor acalde. El trabajo, meritorio en más de un sentido (en su capacidad para aunar e integrar música y acción, en el revelación de varios actores secretos, en el encomiable esfuerzo narrativo), adquiere su mayor relevancia en la idea de construcción de comunidad, de participación en un proyecto común. Nada más alejado de ese tiempo inmediato y solitario que es el hombre contemporáneo que la aspiración a un proyecto común. La serie es un verdadera lección sobre lo memorable: Héctor ha sabido crear un espacio que ninguno de los que participan olvidará nunca.

Por último, me gustaría detenerme un momento en Terekitetap. Un grupo empeñado en hacer lo más difícil, lo más intenso, y en hacerlo, por si fuera poco, desde una apabullante naturalidad y una elegancia absoluta. Lograr que nada sobre y nada falte (esa vieja aspiración de la pintura: saber cuándo dejar de pintar), y que todo, el más mínimo gesto, la más elevada calma, se engrane con naturalidad en algo queinmediatamente se acepta como hermoso y su organiza como necesario es sólo uno de sus méritos. Otro, no menos importante, es saber construir un elogio del tiempo. El mismo mundo que se construye en lo inmediato, hace esfuerzos ingentes por colapsar los instrumentos en los que se sustenta el verdadero paso del tiempo. Una de esas herramientas ha sido la tradición, es decir, el caudal de la maravilla, el espacio común que no tiene lugar de nacimiento definido y que pertenece, en rigor, al ser humano. Por eso Terekitetap es un elogio del tiempo, porque desde un sonido limpio y una elegancia modesta, han sido capaces de renovar la tradición, de hacerla avanzar, como corresponde al creador, desde el inicio, hasta el final. Dice el responder:

Por debajo de la arena,

corre el agua y va serena.

Así sucede, bajo la arena del tiempo, que el agua corre serena en la voz, el ritmo y la música de Terekitetap.

Escrito el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>