Aitor Merino reflexionará este lunes con el público del Festival sobre los distintos caminos escogidos…

‘Asier eta biok’ cuenta en MiradasDoc cómo un joven vasco decidió ingresar en ETA

‘Asier eta biok’ cuenta en MiradasDoc cómo un joven vasco decidió ingresar en ETA

Aitor Merino reflexionará este lunes con el público del Festival sobre los distintos caminos escogidos por él y su amigo de la infancia

Un día, Asier desapareció. Se había integrado en ETA. Asier era el gran amigo de la infancia de Aitor Merino, codirector junto a Amaia Merino de la película Asier eta biok (Asier y yo, 94’ 2013), una coproducción hispanoecuatoriana que se proyecta este lunes, 3 de noviembre, a las 19.00 horas en la sala 1 del Auditorio de Guía de Isora, dentro de la IX edición del Festival Internacional de Cine Documental de Guía de IsoraMiradasDoc.

Merino hizo su película para explicarse qué pudo llevar a Asier a tomar una decisión que a él mismo le costaba asimilar. La proyección de la película irá seguida de un coloquio en el que Merino atenderá las inquietudes del público sobre los caminos vitales tan divergentes de ambos amigos.

“Asier y yo crecimos juntos en las conflictivas calles de la Iruñea de los ochenta”, cuenta el director; a medida que crecían tomaron caminos diferentes: Asier se fue implicando en actividades políticas, mientras Aitor se trasladaba a Madrid para formarse en una escuela de arte dramático guiado por su sueño de ser actor, que ya hoy es una realidad.

En 2002 Asier desapareció: “se había integrado en ETA”, explica Merino. Los sucesos se encadenaron, con el arresto en Francia y el encarcelamiento durante ocho años. En Madrid, para Aitor llegaron otras relaciones en esos años, con las que hablaba de su amigo Asier. Surgía con frecuencia preguntas para las que Merino no tenía respuestas, se hacía difícil hacer entender a sus nuevas amistades los vínculos que le unían a un militante de ETA. “¿Cómo hacerles entender qué pudo llevarle a tomar una decisión que a mí mismo me costaba asimilar?”, esa pregunta es el motor de este documental, que ganó el premio Irizar del Festival de San Sebastián en 2013

Por eso, en julio de 2010, cuando “Asier fue liberado de prisión, tomé una cámara con el objetivo de hacer una película en la que intentaría responder a esas preguntas, y de paso, por qué no, acercar posturas, pero mi plan no resultaría tan sencillo como yo esperaba…”. Y hasta aquí llega el relato de los avatares sobre el rodaje de la película, de la que Amaia Merino solo añade una nota del diario de rodaje en la página web del documental: el día en que consiguen que finalmente Asier se suelte a hablar sobre las motivaciones que lo acercaron a ETA, veinte minutos en los que el protagonista del documental les habló de las experiencias que más le marcaron para tomar su decisión y Asier olvidó conectar el sistema de grabación.

“Nuestro primer instinto también fue odiar a Aitor y gritarle “¿¿¿pero cómo se te puede olvidar poner el audio????”, detalla Amaia Merino. Fueron “veinte minutos de brutos en silencio” con un audio no grabado que contenía “gran parte de la explicación que sirve para conocer a Asier”. Una conexión de tal intensidad con Asier “no volvió a repetirse”, aunque, por supuesto, vuelve a explicar situaciones que ha vivido, da su opinión respecto al conflicto y muchas cosas más. Pero, “por desgracia, nunca se dio otro momento como ese”.

Aitor Merino nació en San Sebastián en 1972. Como actor de cine, ha participado en más de veinte largometrajes y ha protagonizado numerosos montajes teatrales, series y programas de televisión. Su primer cortometraje, El Pan Nuestro, ha sido premiado en numerosos festivales nacionales e internacionales, y fue nominado a un Goya al Mejor Cortometraje de Ficción. Por su parte, Amaia Merino estudió música en el Conservatorio Pablo Sarasate de Pamplona, interpretación actoral en la Escuela de Interpretación de Cristina Rota en Madrid y actuación en el Estudio de Actores de León Sierra en Quito. Desde hace quince años trabaja como editora y co guionista mayoritariamente de documentales.

Aitor Merino nació en San Sebastián en 1972. Como actor de cine, ha participado en más de veinte largometrajes y ha protagonizado numerosos montajes teatrales, series y programas de televisión. Su primer cortometraje, El Pan Nuestro, ha sido premiado en numerosos festivales nacionales e internacionales, y fue nominado a un Goya al Mejor Cortometraje de Ficción. Por su parte, Amaia Merino estudió música en el Conservatorio Pablo Sarasate de Pamplona, interpretación actoral en la Escuela de Interpretación de Cristina Rota en Madrid y actuación en el Estudio de Actores de León Sierra en Quito. Desde hace quince años trabaja como editora y co guionista mayoritariamente de documentales.

Escrito el
Categorías inicio, noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>