El concurso canario de MiradasDoc batió récord de participación en esta IX Edición

Riesgo formal, diversidad de propuestas y proyección exterior caracterizan la nueva generación del cine documental canario

Riesgo formal, diversidad de propuestas y proyección exterior caracterizan la nueva generación del cine documental canario

El concurso canario de MiradasDoc batió récord de participación en esta IX

Edición, con 26 inscripciones

Entre silencios, de Amaury Santana, La máquina de los rusos, de Octavio Guerra, Hotel Nueva Isla, de Irene Gutiérrez, Ruinas Misteriosas, de Macu Martín, Souvenir, de Gerardo Carreras, Personas, de Guillermo Ríos, y La pasión de Judas, de David Pantaleón, son las siete películas seleccionadas para participar en el concurso canario de MiradasDoc en su novena edición. Los documentales dan cuenta de la madurez alcanzada por el género en Canarias, algo que también se evidencia en la cantidad de películas presentadas a la selección, que en este año batieron en récord de participación, con 26 inscripciones. El Festival Internacional de Cine Documental de Guía de Isora prevé la proyección de estas siete películas a lo largo de la tarde de este martes en la sala 1 del Auditorio de Guía de Isora, a partir de las 17.00 horas.

Se ha dado “una evolución notable en cuanto a la calidad de producciones que se han llevado adelante y al riesgo formal de las propuestas; hemos dado un salto en calidad”, asegura Amaury Santana cuando se le pregunta por un balance de los últimos años en el documental que se realiza desde las Islas por parte de autores y productoras canarios.

Santana atribuye esa evolución a haber contado con la consolidación de festivales y eventos relacionados con el cine: “Creo que esto ha ayudado a aumentar la cultura visual de los creadores”, un factor al que se suma “evidentemente, el que se tenga mayores accesos a poder contar con medios digitales”. El director grancanario se pregunta hasta qué punto “el no tener una formación específica sobre cine contribuye a que la forma de aprender que tiene la gente es haciendo y se lanza directamente a hacer cosas”.

A juicio de David Pantaleón, la última década ha supuesto “un gran salto de calidad” para el documental canario, puesto que han surgido “grandes directores”, que han realizado “proyectos muy interesante, que, pese a coincidir temporalmente, “aportan propuestas muy diferentes”. En este sentido, Pantaleón citó a Víctor Moreno, José Alayón, Amaury Santana, cuyo trabajo ya ha sido premiado o reconocido en festivales nacionales e internacionales.

Aunque Gerardo Carreras recuerda que el boom del documental se da no solo en Canarias, sino a nivel nacional e internacional. “Es un reconocimiento que ha habido en la última década” y esto para Canarias ha supuesto grandes novedades: “La producción se ha internacionalizado, empezamos a trabajar y vender el producto fuera; hemos aumentado la calidad y la visibilidad de los trabajos”.

Por su parte, Octavio Guerra afirma que en el último lustro el documental canario ha logrado una mayor repercusión nacional e internacional, fundamentalmente por el empuje de directores como Víctor Moreno o Mercedes Ortega. Guerra explica que hay jóvenes cineastas que, algunas veces empujados por las dificultades que representa la crisis para producir ficción, “se han lanzado a hacer documentales”, algunos de gran calidad.

Laura González, coproductora de la película Hotel Nueva Isla, ve en los últimos años de producción documental canaria “un cine que ha evolucionado hacia unos derroteros en los que se ha difuminado la frontera entre ficción y documental”. Este camino ha conformado un grupo en el que caben nombres como David Pantaleón, Víctor Moreno, Naira Sanz y José Alayón, entre otros, “que sacan todo lo que quieren de cada género y les da igual que sea cine de ficción o documental”.

En este recorrido, González califica de “importantísimo” el papel jugado por MiradasDoc. “Probablemente no estaríamos hoy hablando de este nuevo cine canario –ellos no estarían agrupados de esta manera–, si no fuera por la función de visibilización que ha llevado a cabo MiradasDoc”.

Para Santana, MiradasDoc desarrolla una “labor pedagógica en un sentido de poder ofrecer trabajos que difícilmente puedes ver, muchos de ellos con riesgos narrativos y, en paralelo, las actividades de talleres, los laboratorios de creación, el pitching del mercado han contribuido a poner en contacto con profesionales que estaban haciendo cosas y a incentivar la creación de documentales”.

Por este motivo, el festival “ha sido un enorme incentivo para la creación”, asegura Santana, y ha supuesto “un revulsivo para el documental en las Islas”, que se ha consolidado “como una oportunidad para las películas canarias, a las que permite entrar no solo en el circuito insular sino también en el nacional e internacional”, según David Pantaleón. Ambos directores coinciden en señalar que la cita anual en Guía de Isora supone, además, un punto de encuentro que permite a los creadores a compartir puntos de vista, intercambiar ideas, visionar el trabajo de los demás.

Según Guerra, MiradasDoc, “ha logrado mantener muy alto el nivel” pese a los recortes presupuestarios que ha supuesto la crisis, y el Festival ha sido muy importante para los documentalistas del Archipiélago. En su opinión, el Festival se caracteriza por su rigor y por mantener una línea de exigencia muy alta”, y significa, junto con el Festival de Cine de Las Palmas, una cita imprescindible para los cineastas canarios, “no solo porque nos permite reunirnos, intercambiar ideas, sino porque su Mercado nos facilita acceder a productoras nacionales e internacionales”.

El papel de MiradasDoc Market también es destacado por Gerardo Carreras: “Es importante que exista un referente del catálogo del documental en Canarias; quien está interesado en documentales va a Miradasdoc, para mover los proyectos”, según Gerardo Carreras.

Despiece

Cinco horas de cine documental canario

La sala 1 del Auditorio de Guía de Isora estará dedicada exclusivamente este martes a la exhibición de las producciones que concurren en el concurso al mejor documental canario, inicia sus proyecciones a las 17.00 horas con Ruinas misteriosas (12’ / 2014 / España) de la directora Macu Machín. Este documental muestra los retazos que componen la memoria, cómo se transforman o enriquecen los recuerdos con imágenes que llegan desde los más diversos orígenes y nos hace preguntarnos qué fue real. A continuación, el público podrá asomarse a Hotel Nueva Isla (74’ / 2014 / España) de la cineasta Irene Gutiérrez. Esta película se detiene en el último habitante de un hotel en ruinas, que se resiste a abandonar el que en otro tiempo fue un lujoso edificio, pese al riesgo de derrumbe. El protagonista está convencido de que allí hay tesoros que escondieron sus antiguos moradores.

En esta misma sala, a partir de las 19.00 horas, se exhibe La máquina de los rusos
(9’ / 2014 / España) del director Octavio Guerra. Este cortometraje también invita a reflexionar sobre los recuerdos y su fiabilidad. El protagonista regresa a casa después de muchos años e  intenta filmar con una cámara de vídeo imágenes que lo devuelvan a la infancia, pero fracasa una y otra vez. Finalmente, acaba abriendo la memoria de su padre al proyectar sus viejas películas en Súper-8. Seguidamente, se proyecta Souvenir (13’ / 2014 /España) del cineasta Gerardo Carreras, cuyo trabajo también nos lleva a los recuerdos, pero a través de los objetos que vinculamos con un acontecimiento o lugar. Los viejos suelen comprar souvenires para tener constancia del viaje y obsequiárselos a los familiares.

Las proyecciones continúan con La pasión de Judas (10’ / 2014 / España) Este documental de David Pantaleón está basado en una tradición local de muchos pueblos españoles e iberoamericanos, en los que se apedrea, lincha o quema a un muñeco que representa a Judas por su traición a Cristo. A continuación, los espectadores verán Personas (60’ / 2014 / España) del director Guillermo Ríos, que narra la historia de un joven de 30 años, con un trastorno mental grave, que intenta aislarse bajo un casco de astronauta y reflexiona mientras viaja en su nave espacial: el tranvía.

La última película que se exhibe este martes en la sala 1 es Entre silencios (107’ 2014 / España) de Amaury Santana, que muestra a un joven que afronta la ausencia de su padre realizando un recorrido por la memoria de su abuelo a través de su familia.

Escrito el
Categorías inicio, noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>